Nutrición preventiva

Mejora tus defensas como herramienta de prevención de estados carenciales de salud


Si controlas tu alimentación, controlas tu vida.

 

A través de la Nutrición Preventiva trabajo para potenciar el sistema inmunológico de cada persona. Con el estilo de vida frenético que llevamos, el estrés, la mala alimentación, la falta de sueño y otros tantos malos hábitos, nuestro sistema inmune está debilitado. Nuestras células defensivas se encuentran faltas de energía y herramientas para combatir “al enemigo” y peor aún, cada vez con más asiduidad confunden algunos nutrientes con “enemigos”, provocando las denominadas intolerancias y sensibilidades alimentarias.

Tenemos que trabajar desde fuera (fundamentalmente con la alimentación) para que dentro reine la armonía, para que nuestro organismo sepa (y pueda) defendernos de los agentes que de verdad producen un deterioro de la salud. De esta forma podemos prevenir desequilibrios que deriven en estados inflamatorios crónicos y por ende, en enfermedades.

 
 
 
Áreas de trabajo en Nutrición preventiva
 
  • Orientación nutricional para potenciar el Sistema Inmunológico aumentando las defensas.