Mis principios

1- Cero Toxinas:

Vivimos envueltos en una burbuja de tóxicos: los ingredientes artificiales de los alimentos procesados, los azúcares refinados, polución en el aire que respiramos, la contaminación de los suelos, la baja calidad del agua que bebemos … tenemos que aprender a combatir estas toxinas que poco a poco, silenciosamente, se van introduciendo y depositando en nuestro organismo y mermando su propia capacidad de regeneración y curación. Por eso apuesto por una Alimentación Sin Toxinas, libre de carga química y rica en toda clase de nutrientes vivos destinados en darnos vida.

2- Optimización del Sistema Inmune:

Alcanza tu mejor estado de salud. Ayuda al “batallón de microorganismos” que viven en tu cuerpo y dales armas de defensa para que puedan combatir toda amenaza que les llegue. Para ello Cuídate y cuida tu alimentación, haz de “tu alimento tu medicina y que tu medicina sea tu alimento” (Hipócrates, Grecia, siglo V a.C. - Siglo IV a. C). Sólo a través de estas premisas podrás restaurar tu sistema defensivo y potenciarlo para que cada vez sea más difícil que tu organismo se deje vencer.

3- Bioindividualidad:

Cada persona es única, tiene su propio cuerpo, sus propias ideas, creencias y comportamientos. De nada sirve aplicar las mismas pautas y encorsetarnos a todos en las mismas rutinas pues cada ser humano es diferente y tiene sus propias e individuales necesidades vitales. “El alimento de uno puede ser un veneno para otro”. Aprende a escucharte. Tu estilo de vida, tu dieta y tus rutinas deben ser TUYOS y para TI. Nadie mejor que TÚ te conoce y sabe lo que necesitas para gozar de una salud plena. Además, trabajaremos para acoplar tu estilo de vida y tus necesidades personales a las de tu entorno y tu familia, para que no supongan una barrera a la hora de alcanzar TU ESTILO DE VIDA SALUDABLE ÚNICO Y PERSONAL.

4- Peso saludable:

Una vez has sido capaz de transitar hacia una alimentación sana, energética y sin toxinas, TU PESO IDEAL LLEGA SOLO. No hace falta someternos a dietas extremas que nos agotan y nos llevan de efecto yoyó a efecto yoyó como pez que se muerde la cola. Simplemente DÉJATE LLEVAR, APRENDE, CRECE. Conoce cuál es la alimentación ideal para ti, como llevarla a cabo y aprende cómo mantenerlo en el tiempo.

5- Alimentación consciente y sostenible:

Ponle consciencia a lo que haces, a cómo te alimentas, a lo que entra en tu cuerpo en cada bocado. Mastica, respira, disfruta con el placer de darle a tu cuerpo los nutrientes más adecuados y de la mayor calidad posible para que los transforme en energía, en salud y en bienestar para ti y para todo lo que te rodea. La naturaleza es sabia y cada estación nos regala los alimentos más adecuados para tu salud, para darle a tu cuerpo los nutrientes y defensas que necesita para abordar cada época del año. Apuesta por una alimentación saludable, de proximidad, respetuosa con el medioambiente y de la estación. Sólo de esta forma serás plenamente consciente de lo que estás comiendo, de dónde proviene, cómo se ha cultivado y cuándo, lo cual te garantizará la máxima calidad en tu dieta.

6- Simplicidad:

Olvídate de complicadas fórmulas matemáticas para saber qué debes comer. Es mucho más simple: llena tu dieta de colores vibrantes, olores deliciosos, texturas distintas y variadas, y de origen natural. De esta forma estarás asegurándote el aporte de todos los nutrientes que necesita tu cuerpo para vivir con una salud óptima.