Zumos Detox ¿SI o NO?

Si alguien ha podido ver este mini reportaje sobre los zumos y y bebidas detox está mañana en la TV1, espero que y se haya dado cuenta de las mismas cosas que yo. Nos están mareando como personas y como consumidores constantemente. Por qué digo esto? Porque al final aunque hay cosas en las que tienen más razón que un santo (como que los zumos son cócteles de azúcar, como que las concentraciones de ciertas verduras en un zumo son peligrosas porque contienen en exceso sustancias como el ácido oxálico, etc.), no dejan de confundir términos y generalizar demasiado.

Vamos a ver: no es lo mismo un zumo que un batido y aquí se está usando la misma palabra para hablar de los licuados que se los batidos(smoothies si buscamos la palabra de moda en ingles). Un zumo es un licuado en el cual estamos quitando toda la carne de la fruta y con ella la fibra y muchos minerales, y en un batido no deshechas nada, está todo triturado. Además en el batido no caben tantos ingredientes como en un zumo. Con lo cual no me estoy comiendo 1kg de espinacas en cada batido. Por tanto no se pueden demonizar ambas cosas a la brava ya que nutricionalmente hablando el batido es superior al zumo.

Por otra parte, se está hablando de dietas milagro a base de concentrados y zumos comerciales que llevan poco más que azúcar y aditivos artificiales. Aunque la cantidad de azúcar en un zumo natural de naranja sea superior a la que hay en un zumo artificial de naranja, creo que es de sentido común pensar que tendrá más vitaminas el zumo natural que el artificial. Sin embargo en este reportaje dan a entender lo contrario.

Cuando acabas de ver el reportaje y los comentarios de los tertulianos te quedas con la idea de que absolutamente “todo” zumo es malo y no hay que consumirlos.

Entonces el zumo de naranja natural que tomo por la mañana al levantarme (acompañado de una dieta muy aceptable durante el día y ejercicio físico) y el batido de fruta que me hago a veces para merendar son veneno? Rotundamente NO. Lo que es un veneno es hincharse a zumos prefabricados, hacer dietas extremas basadas en esos productos artificiales, comer mal y/o llevar una vida sedentaria. (Entre otros factores).

Por tanto yo voy a seguir haciéndome mi zumo natural de naranja al levantarme y mi batido de fruta y verdura cuando me apetezca.

Puedes ver el reportaje aquí

mar
mar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *